Testimonios

Descubre las opiniones y experiencias de nuestros testimonios



Testimonio Mónica y Raúl

Con este escrito queremos transmitir nuestra mayor felicidad a todos lo que estén valorando la posibilidad de llevar a cabo una gestación subrogada; sin duda alguna es lo mejor que hemos hecho en esta vida y aunque en muchas ocasiones parece muy lejano y difícil, se cumple y por fin disfrutamos de la familia que siempre habíamos querido. Es por eso que animamos a quienes tengan nuestras mismas ilusiones a embarcarse en este proyecto del que sin duda cabe el resultado es el más satisfactorio del mundo.

Aprovechamos para dar las gracias al equipo de Gestlife, sin ellos esto no hubiera sido posible: gracias por darnos confianza, gracias por consolarnos en los momentos de tristeza, gracias por darnos fuerza en los momentos de flaqueza, gracias por darnos todo el soporte necesario en cuestiones técnicas, gracias por darnos el calor y la atención que requeríamos, gracias por solucionar todos los problemas que se dieron en nuestro proceso, gracias por seguir ahí 2 meses después de acabar nuestro contrato, gracias por darnos una familia.

Sí, hemos pagado nuestro proceso, como todos, pero lo que nos habéis ofrecido durante todo este tiempo no esta pagado y aunque insignificante, nuestra nota de agradecimiento forma parte de muchísimas más y con ellas y todos los que ahí trabajáis conseguiréis cumplir el sueño de muchísimas personas mas.

Testimonio David y Reme

¡Casi ni nos lo creemos! Hace ya dos meses y medio que tenemos a nuestros nenes en casa y parece que todo siga siendo un sueño. Han sido tantos impedimentos y dificultades que nunca pensamos que realmente viviríamos una escena familiar como ésta. No encontraremos forma posible de agradecer a nuestra gestante y a Gestlife todo lo que han hecho por nosotros. El que lea esto sin tener niños y queriéndolos, sin duda alguna sabrá que no hay dinero en el mundo para pagar lo que más desea. Con este escrito aportamos nuestro granito de arena y agradecemos todo lo sucedido y ante todo el resultado: nuestros dos maravillosos retoños.

Testimonio Mario y María

Hace doce años que iniciamos la carrera que esta semana hemos finalizado. Con gusto podemos escribir que hemos llegado a la meta y con trofeo doble. Gracias a la gestación subrogada acabamos de ser padres de dos fantásticos y maravillosos retoños, un niño y una niña. Nuestro camino como el de muchos ha sido tremendamente largo y escabroso, muchas trabas y complicaciones pero al fin la lucha y la espera han valido la pena.

10 años de pruebas, tratamientos, sobrestimulaciones, in vitros, todo para nada. Muchas veces crees que ellos (los médicos) saben que nunca lo conseguirás y allí te tienen sufriendo y manteniendo una esperanza que pesa muchísimo.

Queremos agradecer a todo el equipo de Gestlife el gran apoyo y ayuda que nos han prestado, las atenciones y la constante información. Mil problemas para los informes y la documentación, algo que parece sencillo y que creo que nunca hubiéramos logrado superar sin su ayuda. La burocracia y las trabas administrativas son un problema grandísimo para todos los que nos vemos en este proceso como única salida.

Esperamos que todos los que estáis en nuestras circunstancias y leáis este escrito consigáis llegar al fin como nosotros. Ha sido emocionalmente muy duro y todos lo sabéis pero aquí estamos disfrutando al fin de nuestra familia.

A nuestra gestante y al equipo de Gestlife os deseamos lo mejor, gracias de corazón.

Testimonio Rosa y Jaume

No podemos esperar a llegar a España de nuevo para escribiros éstas líneas. Nuestro peque esta ahora durmiendo y con todas las emociones que nos han surgido últimamente estamos cargados de buenas sensaciones y palabras para dejar este agradecimiento tan merecido por escrito. Ya tenemos la documentación a punto y en tan sólo 4 días volvemos a casa con nuestro tan deseado hijo. Nunca habíamos sentido tan alto grado de emoción, nunca olvidaremos lo vivido aquí en Kaliningrado y por supuesto todo el proceso y apoyo recibidos.

Testimonio Valentín y Luisa

Desde que nos casamos nuestra mayor ilusión fue crear una familia, ilusión que saltó por la ventana con nuestro tercer aborto. Enseguida nos quedamos embarazados pero antes de llegar al tercer mes un sangrado y una fuerte migraña nos hacia perder a nuestros retoños.

Después de varias visitas al ginecólogo y al hospital nos diagnosticaron esterilidad inmunológica, una “maravilla” de la vida que no nos permitía continuar con nuestros planes. Todo parecía esfumarse hasta que una tarde mi hermano nos comentó que había buscado información y que todavía podíamos probar con la gestación subrogada.

Fue él quién nos puso en contacto con el equipo de Gestlife y también fue él quien nos acompañó y buscó todo lo necesario para el viaje a Barcelona. Nosotros algo desanimados y sin muchas esperanzas nos dejamos llevar… y hoy por hoy es lo mejor que hicimos…dejarnos llevar. Con ésta carta quiero dar las gracias al equipo de Gestlife que hizo posible que ahora seamos 4, a aquella maravilla de mujer que gestó a nuestros bebes y por supuesto a mi hermano por ayudarnos a dar el paso más importante de nuestras vidas.

Sin el interés de mi hermano, la profesionalidad de Gestlife y la humanidad de aquella gestante no hubiéramos cumplido la mayor de nuestras ilusiones.