Situación jurídica en Georgia


Georgia, igual que Ucrania, ha optado por legislar la maternidad subrogada. Su legislación es de 1997, y garantiza los derechos de los futuros padres. En este sentido, si un embrión concebido por una pareja como resultado de la aplicación de técnicas de reproducción asistida, es transferido dentro del cuerpo de otra mujer, los padres del niño serán la pareja. Con el consentimiento de la gestante en el certificado de nacimiento Georgiano constará directamente el nombre de los padres intencionales. Lamentablemente, el consulado Español no tendrá en cuenta este certificado, e inscribirán como madre del bebé a la gestante, siguiendo el principio (mater semper certa est), es decir la filiación de la madre se determina por el parto.

 

1. Ley en Georgia

Artículo 143. Sección b: La gestación subrogada se permite en el caso de que una mujer no tenga útero, con el propósito de conseguir la evolución y el crecimiento del embrión obtenido como resultado de su transferencia al útero de otra mujer, denominada “mujer gestante“.

Aunque este artículo manifieste como única condición la ausencia de útero, cualquier malformación o incapacidad médica para gestar permite llevar a cabo el proceso.

Para poder aplicar este método, es necesario tener un consentimiento por escrito de la pareja con intención de tener el hijo. Con este documento firmado se reconocerá, a ojos del gobierno georgiano, la paternidad de la pareja en el momento del parto.

En este país, la gestación subrogada solo se puede realizar en parejas heterosexuales, excluyendo totalmente a las parejas homosexuales así como a las mujeres u hombres que buscan la maternidad/paternidad en solitario.
 

2. Requisitos

En cuanto a los requisitos para que los futuros padres puedan iniciar la gestación subrogada en Georgia, destacan los siguientes:

  • Ser un matrimonio heterosexual casadas o no casadas.
  • Problema de fertilidad por el que se requiere la gestación subrogada


  • Por lo que respecta a las exigencias y la elección de la gestante, ésta ha de haber tenido ya un hijo propio y no superar los 35 años de edad. Además, se les escoge tener un nivel socio-económico medio-alto, evitando que la situación de pobreza sea el motivo por el que convertirse en gestante.

    También se somete a las gestantes a una serie de pruebas psicológicas que ayudan a filtrar aquellas mujeres cuya única motivación es la económica de aquellas que quieren ayudar.
 

3. Filiación

La filiación es la relación jurídica que existe entre los padres y sus hijos, de la que se derivan una serie de derechos y obligaciones. Es un concepto jurídico establecido por las leyes que establecen de qué manera se establece la relación jurídica de padre a hijo o de madre a hijo. Coloquialmente podríamos decir que es la manera en la que se determinan quienes son los padres de un niño o niña.

La filiación puede ser paterna o materna, dependiendo de si nos referimos a la relación entre un niño y su padre o su madre.

El objetivo jurídico del proceso de maternidad subrogada es que los progenitores del bebé (los comitentes) sean reconocidos por la ley como padres legales del mismo, es decir, que ambos miembros de la pareja obtengan la filiación del bebé (filiación materna y filiación paterna), debido a que son los verdaderos padres del niño.

Por ello, la mujer gestante no debe tener ningún vínculo filiatorio con el recién nacido, ya que no es la madre del niño o niña.

En los distintos países donde se realiza el proceso de maternidad subrogada, pueden existir distintos fundamentos legales para determinar la filiación del menor a favor de los comitentes, podrá fundarse en el vínculo biológico y aporte de ADN, en la voluntad procreacional, en un vínculo contractual, etc.

El artículo 182 del Código Civil de Chile dice lo siguiente:

El padre y la madre del hijo concebido mediante la aplicación de técnicas de reproducción humana asistida son el hombre y la mujer que se sometieron a ellas.

No podrá impugnarse la filiación determinada de acuerdo a la regla precedente, ni reclamarse una distinta.

Una vez nacido el bebé, debe inscribirse en el registro civil local del país, junto con la partida de nacimiento y el certificado de paternidad, ambos traducidos y apostillados, se presente en el registro civil consular para que procedan a la transcripción de dicha partida. El registro civil consular envía dicha inscripción al registro civil central para su inscripción. El consulado emite un salvoconducto que le permitirá entrar en su país de origen sin ningún problema.

PAREJA HETEROSEXUAL CASADA En estos casos la filiación del bebé se determina tanto al padre comitente como a la madre comitente, al ser una sentencia judicial la que determina la filiación.

PAREJA HETEROSEXUAL NO CASADA La filiación del bebé se determina tanto al padre comitente como a la madre comitente al ser una sentencia judicial la que determina la filiación.

Ventajas e Inconvenientes de Georgia


VENTAJASINCONVENIENTES
Es más barato que USA.No se obtiene una sentencia sino un partida de nacimiento con la apostilla de la Haya. El niño vendrá a nombre del padre, debiendo la madre comitente adoptar al niño, una vez en España. (tramite sin complicaciones).
Mayor cercanía. 4 horas de vueloNo existe Consulado de España ni embajada en Georgia, por lo que es preciso desplazarse a Turquía (Estambul) para inscribir al niño en el registro consular.
Los precios son algo superiores a Ucrania.
No se ofrecen programas cerrados con un número de implantaciones ilimitadas como sucede en Ucrania.
Sólo matrimonios heterosexuales.
La madre comitente debe demostrar con un certificado médico su imposibilidad de gestar, o que representa un grave riesgo para su salud.

Contacta con Nosotros

Estamos para orientarte y resolver cualquier duda que tengas acerca de los procesos de gestación subrogada y de los servicios que ofrecemos en GestLife.

Call Now Button