Gestación Subrogada

Código ético y deontológico

Nuestra misión


GestLife® es una empresa perteneciente al grupo británico INVESTMEDICAL que tiene como misión el asesoramiento jurídico y médico con la finalidad de facilitar el objetivo de la paternidad a ciertos padres que por distintos motivos no han tenido la oportunidad de conseguirlo hasta el momento.

El presente código ético pretende ser un decálogo de valores incompletos y no excluyentes que deben guiar nuestra actividad profesional y la relación con nuestros clientes, colaboradores y con la sociedad en su conjunto.

A quien afecta


GestLife® así como todas las filiales del grupo INVESTMEDICAL se aseguran que todo su personal, incluida la dirección, así como sus colaboradores en el extranjero cumplan el siguiente código deontológico y tengan conocimiento del mismo.


Valores corporativos


Los valores que nos definen son los siguientes:

1. Independencia: Somos totalmente independientes de las agencias, no les debemos ninguna fidelidad ni dependemos jerárquicamente de ninguna agencia o clínica extranjera, por lo que defendemos exclusivamente los intereses de nuestros clientes.
Queda determinadamente prohibido cobrar comisiones por parte de agencias o clínicas en el extranjero. Nuestros clientes son los padres que desean serlo a pesar de todo. Nos debemos a ellos y no a terceras partes.

2. Rigor profesional y Conducta Ética:
El equipo de GestLife® y sus filiales no solo está formado por abogados, sino que nuestra plantilla fija la componen profesionales de diferentes disciplinas como psicólogos, ginecólogos, embriólogos, médicos, etc.. que son imprescindibles en el viaje de la gestación subrogada.

Las personas que trabajan en GestLife® han sido seleccionadas por su experiencia y competencia profesional.

Todas las actuaciones realizadas en el ejercicio de sus funciones deben estar presididas por el rigor y la responsabilidad profesional.

Todo el personal debe seguir una conducta honesta y ética de acuerdo con los valores de este código, respetando sobretodo el “secreto profesional”.

3. Calidad y Mejora Continua:
Somos inconformistas y críticos con nuestro propio trabajo. El “departamento de Inspección, innovación ,desarrollo y mejora constante”, se ocupa de revisar de forma metódica y reiterada en el tiempo, todos los procedimientos de la compañía, la verificación del mantenimiento de los estándares de calidad, así como la implementación de cambios que redunden en una posible mejora de los servicios prestados a los padres, gestantes y donantes.

Tenemos el compromiso de la calidad en todas nuestras actuaciones, tanto interna como externamente, afectando a todo el equipo.

Fomentamos el cambio y la mejora continua de estructuras, procesos y sistemas.

Nuestra estrategia se basa en el trabajo bien hecho y la colaboración de todo el equipo.

4. Globalidad e Internacionalización:
Nuestra vocación es internacional, transnacional y multicultural. Nuestro equipo está formado por personas de distintas nacionalidades y trabajan de forma continua y con un objetivo común en distintos países.

En relación con nuestros clientes



1. Integridad:
Trabajamos con y para personas. Cuidar de ellas es nuestro objetivo número uno, y nuestra razón de ser, así que les acompañaremos en todo momento a lo largo del proceso para hacerles más llevadero el mismo, con apoyo psicológico si lo precisasen.

Nos debemos a nuestros clientes de forma plena y consciente, velando por satisfacer sus necesidades de forma comprometida con los valores de este código.

Nos preocupamos por todas las implicaciones que supone un proceso complejo como es la gestación subrogada, ya sean personales o sociales. Nuestro personal recibe formación especializada para ayudar, asesorar y acompañar a nuestros clientes.

Nuestro trabajo no acaba hasta que el recién nacido se encuentre en el país de origen de los padres comitentes, correctamente registrado y legalizado y nos ocupamos de éstos trámites si el cliente nos lo solicita.

2. Honradez y Objetividad:
No dependemos de otros ni tenemos otros intereses que defender.

Nuestras recomendaciones se ajustan a perfiles de clientes previamente definidos, a su situación económica y personal, así como a sus necesidades concretas o a sus propios intereses.

La información facilitada a nuestros clientes debe es objetiva, contrastada y actualizada en todo momento. La claridad y la veracidad deben prevalecer en todas las comunicaciones.

3. Confidencialidad:
Mantenemos en absoluto anonimato (salvo orden en contrario del cliente) a los padres que están haciendo un proceso de gestación subrogada, antes, durante y después del proceso.

La información que no sea pública relativa a GestLife® o sus negocios, empleados, clientes y proveedores es confidencial. A todo trabajador o trabajadora se le confía esta información exclusivamente para el desarrollo de sus funciones y tareas encomendadas. Toda la organización debe velar por mantenerla a salvo y protegida. Todos los datos personales serán tratados con rigurosas medidas de seguridad en cumplimiento de la legislación vigente.
4. Tolerancia y Respeto a la diversidad:

Nuestros clientes son tan diversos como nuestros empleados. La relación con nuestros clientes debe construirse con los valores de la tolerancia, la plena igualdad y el respecto a la diversidad. Todos nuestros clientes son tratados sin discriminación alguna y proveemos de soluciones para cada una de sus necesidades e intereses personales.

5. Confianza:

A nadie le gusta hacer un viaje solo. El proceso que emprendemos es un camino complejo y largo por lo que la relación con nuestros clientes debe sostenerse en la confianza mutua. GestLife® asigna a cada familia un “gestor personal” que le acompaña en todo el proceso. El gestor debe desempeñar sus funciones de forma “próxima” al cliente, entendiendo sus necesidades, resolviendo sus dudas y guiándole en todo el proceso.
GestLife® se compromete a ofrecer una atención integral a sus clientes ofreciendo cada día mayor y mejor número de servicios. Los problemas de nuestros clientes son nuestros problemas. Siempre pueden surgir problemas, pero nuestra obligación es ofrecer una o diversas soluciones, que lleven irremisiblemente al objetivo deseado.

6. Transparencia:
Mantenemos una política de absoluta transparencia, informando en todo momento, desde el instante en que se tiene conocimiento de la misma, cualquier información que afecte al cliente.
La comunicación con nuestros clientes debe ser continuada con el compromiso de hacer llegar un informe semanal como mínimo.
En un proceso que requiere una importante inversión, rendimos cuentas de hasta el último céntimo empleado por cuenta del cliente.

En relación con las gestantes

1. Las gestantes son tratadas con el mismo protocolo de atención que los padres comitentes, sin distinción o preferencias.

2. Las gestantes tienen derecho al asesoramiento jurídico sobre el proceso, llevado a cabo por abogados distintos de los asignados a los padres comitentes. Dicho servicio se asesoramiento se extiende hasta un año después de finalizarse el proceso.

3. Las gestantes tienen derecho a un servicio de apoyo psicológico prestado por una psicóloga de la empresa, para cualquier ayuda que precisen en esta materia. Dicho servicio se extiendo hasta dos años después del nacimiento del niño.

4. La comodidad y bienestar de las gestantes es primordial, y por ello si una gestante procede de una ciudad distinta a la ciudad donde se ubique la clínica donde se vaya a realizar el proceso de reproducción asistida, se le facilitará alojamiento y dietas para su alimentación, de modo que pueda siempre reposar al llegar a la ciudad antes del tratamiento.

5. En el caso de que la gestante tenga un hijo menor que aun requiera de su cuidado, la gestante dispondrá de un servicio de babby sitter para los momentos en que deba ausentarse para los tratamientos médicos.

6. Las gestantes tienen derecho a la percepción de una compensación económica justa, acorde con las compensaciones que pagan en otros países en relación al nivel de vida de cada uno de ellos. GestLife® luchará abierta y denodadamente contra la explotación de las gestantes por parte de algunas clínicas, donde puedan recibir un trato inhumano, vejatorio, discriminatorio, o de explotación.

Implantación, vigilancia y control


El presente código será implantado y comunicado de acuerdo con las instrucciones de la Dirección de GestLife®.

La Dirección se compromete a vigilar el cumplimiento de este código y dirimirá las consecuencias que puedan implicar la violación del mismo.

Por ultimo establecerá plazos y procedimientos de control, revisión y actualización del código.

El código ético y deontológico controla también los estándares profesionales y éticos al realizar tratamientos de Tecnología de Reproducción Asistida (TAR) y Gestación Subrogada (GS).

El Código se utiliza como punto de referencia para todos los centros de fertilidad de con los que trabajamos con el afán de buscar y garantizar el más alto estándar de práctica para todo el personal involucrado en actividades clínicas, así como en dilemas médicos éticos / morales.

El Código de Ética se basa en los cuatro principios principales que existen en la medicina moderna:

1. Primero, no haga daño (primum non nocere): la seguridad y la salud de los pacientes es el valor más importante en medicina. Los profesionales de la salud siempre deben asegurarse de que no se causen daños a los pacientes.

2. Beneficencia: Los profesionales de la salud siempre deben actuar en el mejor interés del paciente, haciendo todo lo que esté a su alcance para mejorar la situación de salud de los pacientes y su calidad de vida. Se espera que elijan los métodos más adecuados y beneficiosos para el tratamiento.

3. Autonomía: los pacientes deben tener pleno derecho a tomar una decisión libre e independiente cuando consideren un tratamiento médico. El consentimiento para el tratamiento se buscará únicamente sobre la base de información clara y equilibrada proporcionada por los médicos.

4. Justicia: todos los pacientes deben ser tratados por igual y tener un acceso similar a los consejos, diagnósticos y tratamientos médicos.

5. Los avances tecnológicos y científicos frecuentes en el campo de la medicina de la fertilidad constantemente plantean nuevos dilemas éticos. El Código de Ética será un documento dinámico que requerirá un desarrollo continuo a medida que surjan nuevos problemas.

Principios fundamentales

Los Principios clave proporcionan una declaración clara de los buenos estándares médicos que sustentan la prestación de la atención dentro de los Centros de fertilidad de INVESTMEDICAL. Estos estándares clave sirven como un medio de comunicación para el personal, los pacientes, los donantes, las personas concebidas por los donantes y el público con el que se comprometen los Centros de fertilidad de INVESTMEDICAL.

1. Trataremos a los pacientes y donantes potenciales y actuales de manera justa, y no los discriminaremos de forma ilegal.

2. Tendremos el debido respeto por la privacidad, la confidencialidad, la dignidad, la comodidad y el bienestar de los pacientes y donantes.

3. Tendremos el debido respeto por el estado especial del embrión al realizar procedimientos clínicos y de laboratorio.

4. Tomaremos debidamente en cuenta el bienestar de cualquier niño que nazca como resultado del tratamiento proporcionado por las clínicas de INVESTMEDICAL.

5. Brindaremos a los pacientes y donantes potenciales y actuales información suficiente, accesible y actualizada para que puedan tomar decisiones informadas.

6. Nos aseguraremos de que los pacientes y los donantes hayan proporcionado todos los consentimientos pertinentes antes de llevar a cabo cualquier actividad autorizada.

7. Realizaremos todas las actividades con la destreza y la atención adecuadas y en un entorno apropiado, de conformidad con las buenas prácticas clínicas, para garantizar resultados óptimos y un riesgo mínimo para los pacientes, los donantes y los descendientes.

8. Nos aseguraremos de que todas las instalaciones, equipos, procesos y procedimientos utilizados en la realización de actividades autorizadas sean seguros, seguros y adecuados para el propósito.

9. Nos aseguraremos de que todo el personal dedicado a la actividad autorizada sea competente y esté reclutado en número suficiente para garantizar la práctica clínica y de laboratorio segura.

10. Mantendremos registros e información correctos y precisos sobre todas las actividades clínicas y de laboratorio.

11. Mantendremos registros de todos los incidentes adversos (incluidos los eventos adversos graves y las reacciones) e investigaremos todas las quejas de manera adecuada y compartiremos las lecciones aprendidas en toda la organización.

12. Nos aseguraremos de que todas las investigaciones autorizadas realizadas cumplan con los estándares éticos adecuados, y solo se llevan a cabo cuando existe una justificación científica clara.

13. Realizaremos todas las actividades con la debida consideración de los marcos reguladores que rigen el tratamiento y la investigación con gametos o embriones dentro del país en particular en el que se prestan los servicios.

La siguiente sección explora una serie de situaciones específicas encontradas en la prestación de servicios de fertilidad que plantean cuestiones éticas de preocupación para el personal profesional y los usuarios de los servicios. Se proporciona una breve reseña de los antecedentes, se destacan los problemas clave y se establece una política para la práctica relacionada con los Principios clave (más arriba).

1. El estado moral del embrión pre-implantación

El embrión anterior a la implantación es un símbolo de la vida humana. Este estado especial del embrión se respetará adecuadamente cuando se realicen tratamientos de Tecnología de Reproducción Asistida, reflejando una actitud responsable hacia el niño que nacerá como resultado de estos tratamientos. El embrión preimplantacional no puede alcanzar su potencial para convertirse en un feto y potencialmente un niño a menos que se transfiera al útero. Por lo tanto, la actitud hacia las etapas previa y posterior a la implantación debe clasificarse según su potencial para conducir al desarrollo de un ser humano

2. El manejo de los embriones criopreservados y el destino de los embriones sobrantes

Después de un ciclo de FIV, 1-2 de los embriones creados previamente se transfieren al útero del paciente, mientras que los embriones restantes de buena calidad se crioconservan. En algunos casos, cuando los pacientes no han expresado sus deseos sobre el destino de sus embriones y no pueden ser contactados, los excedentes de embriones criopreservados se almacenan, causando problemas en la clínica de fertilidad debido a los altos costos de mantenimiento.

Los embriones preimplantados criopreservados representan la primera etapa de la vida humana, su uso principal será para la pareja original, pero también se acepta la opción de donar a otra pareja o de investigar.

1. En todos los centros de Fertilidad INVESTMEDICAL, se firma un acuerdo con los padres previstos antes del inicio del tratamiento sobre el destino de los embriones criopreservados supernumerarios; esto incluye una solicitud para mantenerlos para la pareja, incluida la obligación de cubrir los costos, y el consentimiento para donarlos a otra pareja o para la investigación. Dentro del contrato / consentimiento para el almacenamiento, es imperativo que los pacientes se comprometan a informar a la clínica de cualquier cambio en los detalles de contacto. El consentimiento debe hacer referencia al problema del manejo de los embriones si las parejas se separan.

2. Los embriones previos a la implantación pueden ofrecerse para donación solo después de la evaluación médica adecuada de la pareja donante y después del asesoramiento y el consentimiento de ambas parejas.

3. Donación de ovocitos

Cuando una mujer no puede usar sus propios ovocitos para la FIV, en su lugar se pueden usar ovocitos donantes. Las mujeres jóvenes y fértiles están dispuestas a donar sus ovocitos. Por lo general, se otorga una compensación a los donantes para cubrir sus esfuerzos. Los riesgos médicos a corto plazo (debido a las hormonas utilizadas para la hiperestimulación ovárica, la anestesia y el procedimiento quirúrgico) y los posibles resultados de salud a largo plazo desconocidos pueden estar asociados con el proceso de donación de ovocitos.

1. Todos los donantes y receptores de ovocitos serán informados sobre posibles problemas legales, médicos y emocionales involucrados en la donación de ovocitos.

2. Un donante de óvulos puede recibir una compensación para cubrir razonablemente cualquier pérdida financiera incurrida en relación con la donación.

3. A los donantes se les debe ofrecer la opción de ingresar al programa de donación de óvulos como un donante identificable o anónimo, pero se les anima a seguir siendo identificables en interés del niño o los niños resultantes.

4. Los donantes serán informados de que ya no tienen control disposicional sobre sus ovocitos una vez que han sido recuperados, y que no tienen derechos legales o deberes para criar a los niños resultantes.

5. Se informará a los donantes que se someterán a exámenes de detección de enfermedades infecciosas y otros factores de riesgo relacionados con la salud, que se proporcionarán con los resultados de las pruebas, y se los recomendará a más consejería o atención médica si es necesario después de la evaluación. 6. INVES MEDICAL tiene el deber de proporcionar información escrita sobre la forma y el momento de la concepción tanto al destinatario como a otros profesionales de la salud involucrados en su atención si así lo solicita.

4. Selección de género previa a la concepción por razones no médicas

Después de la concepción natural, la probabilidad de que un niño sea de un género en particular es de aproximadamente el 50%. Las personas pueden desear elegir el sexo de su bebé por razones médicas o no médicas:

• Razones médicas: evitar o reducir el riesgo de heredar enfermedades genéticas conocidas que afectan a niños de un sexo específico o enfermedades que muestran una incidencia sexual desigual.

• Razones no médicas: razones sociales o económicas para preferir a un niño de un sexo específico sobre el otro, "equilibrio de sexo" cuando ya solo hay niños o predominantemente de un sexo.

1. Se debe permitir la selección de sexo si se pretende evitar los riesgos para la salud de la descendencia, lo que incluye reducir las posibilidades de que un niño se vea afectado por un trastorno con una incidencia sexual desigual.

2. La selección de género por razones no médicas no es aceptada. Tampoco se acepta cuando se puede aplicar como una selección adicional en el contexto de procedimientos PGD / PGS de Diagnóstico Genético de Preimplantación médicamente indicados.

5. Tratamientos de fertilidad cuando el pronóstico es inútil o muy pobre

Los pacientes pueden llegar a un punto donde sus posibilidades de lograr un nacimiento vivo son muy bajas o inexistentes. Algunos de estos pacientes tienen dificultades para interrumpir el tratamiento. Estas situaciones pueden generar conflictos de intereses entre los médicos y sus pacientes. Mientras que los pacientes intentarán hacer cualquier cosa para tener un hijo y pueden desear tomar decisiones autónomas con respecto a los tratamientos médicos, los médicos tienen intereses profesionales en minimizar el daño y evitar la frustración (y el costo) de proporcionar tratamientos prácticamente inútiles.

6. El bienestar del niño en la reproducción médicamente asistida

Los tratamientos de fertilidad tratan o evitan problemas médicos que pueden estar interfiriendo con la capacidad de tener hijos. Los especialistas en fertilidad normalmente se enfocan en los aspectos médicos de la situación, pero a veces se enfrentan a pacientes que no parecen estar bien adaptados para brindar una atención segura y adecuada a los niños. Las preocupaciones sobre la capacidad de crianza de los hijos y la posibilidad de causar un daño significativo a un futuro hijo son legítimas.

1. Quienes buscan tratamiento tienen derecho a una evaluación justa. Se tendrán en cuenta los deseos de todos los involucrados y la evaluación se realizará de forma no discriminatoria.

2. Los servicios pueden ser retenidos sobre la base de juicios bien fundamentados de la incapacidad del paciente para proporcionar atención mínimamente adecuada o segura para la descendencia. La evaluación de la incapacidad del paciente para cuidar a un niño o la posibilidad de causar daño a un niño debe hacerse en forma conjunta entre los diferentes profesionales del equipo, siempre incluyendo una opinión independiente. La evaluación psicológica deberá ser complementada en algunos casos por profesionales de la asistencia social.

3. A las personas con discapacidad no se les deben negar los servicios de fertilidad únicamente por su discapacidad.

7. Reproducción médicamente asistida en parejas solteras, lesbianas y gays y transexuales

La reproducción médicamente asistida se ofrece principalmente a parejas heterosexuales (ya sea que estén casadas o que tengan una relación estable). Sin embargo, cada vez hay más solicitudes de personas solteras y con otras identidades sexuales, incluidas parejas de mujeres homosexuales (lesbianas), parejas de hombres homosexuales (homosexuales) y, más recientemente, hombres y mujeres transexuales.

La reproducción es un elemento básico de la autonomía de las personas independientemente de su orientación sexual. La reproducción asistida médicamente en las situaciones descritas anteriormente es moralmente buena en muchos casos. No hay una buena razón para descartar a priori el acceso en estas situaciones.

La salud no solo está definida por hechos médicos sino también por convenciones y justificaciones sociales. La reproducción asistida médicamente en estos casos se puede ver en este sentido más amplio.

1. Las clínicas de fertilidad de INVESTMEDICAL siempre tendrán en cuenta los marcos legales en los países donde operan, mientras cumplen su misión de ayudar a aquellos que desean procrear y crear una familia.

2. Si existen inquietudes sobre las implicaciones de la reproducción asistida en el bienestar de cualquiera de las personas involucradas, incluido el futuro niño, una madre sustituta o los propios solicitantes, estas preocupaciones deben considerarse cuidadosamente a la luz de la evidencia disponible.

8. Subrogación

Una portadora gestacional (gestante) es una mujer que tiene un hijo que no tiene ninguna relación genética con ella misma para una persona o pareja que pretende ser el padre o la madre legal del padre o la madre. Inicialmente, la subrogación gestacional se aplicó a casos de padres del sexo opuesto pretendidos que tenían problemas de fertilidad o médicos que impedían que la pareja femenina llevara el embarazo. En la actualidad, el proceso también se usa para individuos y parejas del mismo sexo que desean convertirse en padres.

1. La subrogación puede ser facilitada a través de la tecnología de reproducción asistida, pero solo si está permitida por la legislación dentro del país donde opera el centro.

2. Deben existir acuerdos legales para deletrear y luego proteger los roles y responsabilidades de cada participante.

3. La gestante debe tener al menos 21 años de edad, ser sana, tener un entorno social estable y haber tenido al menos un embarazo que haya resultado en el parto de un niño.

4. Es el deber del médico tratante informar a todas las partes sobre los problemas médicos, sociales, psicológicos, emocionales, morales y legales relacionados con la subrogación.

5. Cuando la legislación y regulaciones locales lo permitan, las gestantes deben recibir una compensación económica justa y razonable.

6. Las gestantes tienen derecho a recibir atención médica adecuada durante el tratamiento y durante todo el embarazo.

7. Las gestantes serán evaluadas y recibirán asesoramiento adecuado para considerar el impacto potencial de la gestación subrogada en sus propias familias.

8. Deben implementarse las mismas precauciones que para la donación de gametos, incluida la detección de enfermedades infecciosas (VIH, hepatitis B y hepatitis C) y aquellas que el medico considere oportunas.

9. Solo se transferirá un o dos embrión de buena calidad como regla general, no pudiéndose superar en ningún caso más de 3 embriones.