Gestación Subrogada

¿Qué es la Gestación Subrogada?

La gestación subrogada es una técnica de reproducción asistida, por la cual, se gesta un bebé en el vientre de una mujer, que no será su madre biológica, puesto que el embrión implantado no tiene vinculo genético alguno con ella.


Cada año, cientos de parejas, o personas solteras, acuden a la gestación subrogada para hacer realidad el sueño de su vida: ser padres.


La gestación subrogada es un proceso complicado en el que se mezcla la medicina más avanzada, las leyes de cada país (casi siempre contradictorias o incompatibles), idiomas y costumbres distintas. Un proceso complicado en el que nada puede dejarse al azar. No es un trabajo para “amateurs”, con buenas intenciones pero poca experiencia.


¿Dónde realiza GESTLIFE los procesos de gestación subrogada?



Desde su nacimiento, la compañía ha tenido la filosofía de ofrecer todos los destinos que fuesen posibles a los futuros padres.

Los investigamos, los visitamos, abrimos oficinas propias con personal propio (no somos intermediarios), y nos aseguramos de la calidad de los servicios de los proveedores intervinientes.

De este modo no estamos obligados a ofrecer un solo destino ,( muchas “agencias” tienen un solo destino que tienen de defender con uñas y dientes , desaconsejando el resto de destinos, porque si no no hacen “ clientes”) y podemos recomendar realmente el destino más adecuado a las necesidades de cada familia.

Evidentemente deseamos que hagas el proceso de gestación subrogada con nosotros. A eso nos dedicamos. Pero una vez decides trabajar con nosotros, nuestras prioridades son 3:

  • Evitar que cometas errores legales que puedan poner en peligro tu proceso.
  • Garantizarte un éxito en la parte medica : un bebé sano
  • Reducir tus gastos en la medida posible. Preferimos que guardes tu dinero para tu hijo, y no para intermediarios.

De este modo, no estamos hipotecados a ofrecerte un destino, si o si, porque no tengamos otro mejor que ofrecerte, a diferencia de muchas de las “agencias”.

Es importante es que la familia que desea emprender una gestación subrogada, comprender que existen tres tipos de países donde realizar un proceso de gestación subrogada (evidentemente, existe un cuarto grupo, que son los países donde está prohibido realizar un proceso de gestación subrogada, de los cuales no hablaremos para no hacerle perder el tiempo , ya que no aportan nada):

PAÍSES QUE TIENEN UNA LEGISLACIÓN CONCRETA DE GESTACIÓN SUBROGADA

Estos países tienen una legislación concreta que desarrolla el derecho del padre o de los padres comitentes (tú o vosotros), a realizar un proceso de gestación subrogada.

Estas legislaciones retiran los derechos a las gestantes, para otorgárselos a los padres comitentes. Estos países tienen leyes redactadas por sus parlamentos, o modificadas posteriormente por sentencias de altos tribunales, como el tribunal Constitucional, permitiendo a determinadas personas realizar los procesos.

Son los países donde se puede realizar un proceso con todas las garantías.

PAISES QUE NO TIENEN UNA LEGISLACION CONCRETA DE GESTACION SUBROGADA

Siguiendo la premisa de que aquello que no está prohibido está permitido, algunas agencias con pocos escrúpulos, ofrecen destinos donde no existe legislación concreta en materia de gestación subrogada. Siempre es fácil encontrar una clínica que esté dispuesta a realizar el proceso.

Al fin y al cabo la parte médica no presenta demasiados secretos para una clínica de fertilidad. Pero una gestación subrogada no es solo crear un niño, sino que posteriormente hay que garantizar que ese niño será nuestro, y que no habrán problemas legales ni para salir del país, ni para tenerlo posteriormente en nuestro país.

Y es ahí donde en estos países, que carecen de una ley específica de gestación subrogada, empiezan los problemas. Porque al no existir una ley que anule los derechos naturales de la madre gestante ( “madre es la que pare”, dicen la mayoría de legislaciones en el mundo ), en favor de los padres comitentes, la gestante en estos casos conserva todos los derechos sobre el menor.

Dicho de otra forma, es la madre a todos los efectos, y mantiene intactos todos sus derechos. Por ello, si lo desea puede impedir que el niño sea nuestro, que salga del país, o incluso extorsionarnos pidiendo sumas ingentes de dinero. Ella es la madre y las autoridades de su país, así la reconocen. No tenemos nada que hacer en los tribunales de su país, si algo sucede. Por ello, evidentemente, desaconsejamos totalmente emprender procesos en este tipo de países, ya que no existen garantías jurídicas para los padres comitentes, y las más bonita de las aventuras puede convertirse en la peor de las pesadillas.

Actualmente, destaca entre este tipo de países México. Las clínicas y agencias que vieron cómo se cerraban las puertas a los padres comitentes extranjeros en Tabasco el 16 de enero de 2016, no han sabido orientarse hacia otros sectores, y siguen ofreciendo México como un destino seguro.

Ofrecen clínicas en Cancún (estado de Riobóo), donde no existe ley de gestación subrogada, y donde la gestante conserva todos los derechos sobre el niño, lo que puede convertirse en un serio contratiempo. Además el gobierno de México, está en desacuerdo con está práctica, y persigue este tipo de procesos, poniendo importantes trabas para sacar a los niños del país.

Finalmente, las clínicas en México, aunque aparentemente son macro-clínicas, dedicadas al turismo sanitario, tienen tasas de éxito de embarazo un 60 % inferiores a la media internacional, y dado que no ofrecen programas ilimitados, los programas que parecen baratos, acaban saliendo muy caros debido que precisan múltiples transferencias embrionarias (pagando cada vez por ello) e incluso nuevas FIVs, para generar más embriones, en un proceso que no tiene fecha límite. Por todo ello desaconsejamos realizar procesos en México.

PAISES QUE TIENEN UNA LEGISLACIÓN CONCRETA DE GESTACIÓN SUBROGADA ALTRUISTA

Existen dos tipos de leyes en gestación subrogada:

  • Gestación altruista: en este tipo de legislaciones, se estable un máximo para la compensación que puede percibir la gestante, dado que la ley pretende que la gestante no se enriquezca.
    En determinados países la cifra oscila, desde cero, en la anterior ley de Portugal (actualmente anulada por el Tribunal constitucional del país Luso), o 20.000 dólares canadienses en Canadá. Pagar una cantidad superior a la gestante conlleva un delito castigado con penas de cárcel.

  • Gestación mercantil: aunque no nos gusta esta denominación, hace referencia a las legislaciones que permite retribuir a la gestante una compensación acordada entre las partes, sin poner límites.

Situación jurídica en:

Gestación en la Actualidad

Competencia en el sector

En los últimos años, han florecido como setas, docenas de pequeñas compañías que se dedican “a asesorar” a los futuros padres. Empresas a cargo la mayoría de las veces de padres que tuvieron un hijo por ese método y que sin mayor experiencia profesional, se lanzan a prestar sus servicios, sin una mínima estructura imprescindible. Cuando surgen los problemas, no ausentes en un tema tan complicado en el que se entremezcla la medicina, con la ley, con los viajes, con los idiomas, no tienen medios para estar a la altura. Las buenas intenciones no sirven en estos casos. Hay que disponer de personal y estructuras capacitadas para solucionar cualquier posible eventualidad. Es por ello que se hace imprescindible contratar los servicios de una empresa especializada, con dilatada experiencia (no un solo caso propio), con una estructura sólida dedicada exclusivamente a la gestación subrogada, con oficinas propias y personal propio en el extranjero que le pueda ayudar ante cualquier contingencia.

Si para cualquier tema menor en materia de derecho (un litigio con un vecino, un divorcio) confiamos nuestro caso a unos profesionales, ¿vamos a confiar el proceso más importante de nuestra vida a “amateurs”, a personas que carecen de la experiencia legal y médica necesaria?